sábado, 14 de noviembre de 2009

- Comunicación y relaciones interpersonales.


Una buena comunicación interpersonal es vital para el desarrollo de cualquier tipo de tarea. Los grupos pueden tener estilos de funcionamiento que faciliten o que obstaculicen la comunicación. Pero ésta debe ser abierta y sincera entre las personas del equipo, cada una de ellas tendrá libertad para expresar sus opiniones y éstas de ser consideradas por los demás. En un equipo debe respirarse un ambiente de libre opinión y aceptación de todas. El papel de todo líder y de todo encargado de un equipo es generar un clima en el cual la comunicación sea fluida, que se escuche a los otros y se manifiesten los desacuerdos, que exista respeto entre las personas, que se dé un nivel mínimo de real comprensión por el otro y que haya algún grado de afecto entre los integrantes. En la medida que se escuchan las opiniones de todos, se obtiene el máximo de información antes de decidir, y los integrantes se convencen con argumentos más que con votaciones.

Otro punto importante es la solución de problemas que es una destreza necesaria en la vida. Un problema puede ser definido como “cualquier situación donde se percibe que existe una brecha entre lo que es y debería ser”. Al utilizar esta definición, es claro que los grupos no sólo enfrentarán problemas, sino que los problemas deberían verse como oportunidades, para lograr llegar a un concenso entre todos los miembros del equipo. El resolver estos conflictos puede marcar la diferencia entre el trabajo en equipo positivo y las luchas constantes. Tener estrategias para comunicarse efectivamente y desarrollar relaciones interpersonales apoya al equipo a trabajar de manera coordinada para cumplir las tareas y cumplir las metas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada